El pasto peletizado como suplemento en dietas para equinos.

El pasto peletizado como suplemento en dietas para equinos.

05 de Marzo de 2015. Guardado en Blogs directorioequino

El crecimiento de la crianza equina en los últimos tiempos en Colombia y países de Centroamérica, con objetivos tan diversos como son: Equinos para exposición de andares, competencias de salto, carreras, coleo, vaquería, así como el gusto por las cabalgatas urbanas y rurales, como expresión de las festividades regionales, han promovido la especialización del entorno general de ésta, cada vez más concurrida e importante actividad pecuaria.

Los sistemas de manejo especializado requieren incrementar su exigencia de resultados en parámetros productivos y reproductivos, para lo cual disponen de condiciones de alojamiento y alimentación cada vez más sofisticados.

El Equino como animal herbívoro no rumiante requiere de una dieta básica alta en fibra idealmente, la proporción de forraje a grano debe ser de un 70:30 máximo por volumen y 50:50 mínimo de fibra por peso, para que mantenga los movimientos naturales de deglución en su organismo, este debe consumir, mínimo el 2% de su peso corporal en materia seca, dividido en 3 o más comidas al día para la correcta formación del quimo con los demás suplementos consumidos, evitando la presentación de las diferentes formas de cólicos, favorecidas en muchas ocasiones por los perfiles de suplementación actuales, los cuales cada día están siendo diseñados con mayores contenidos de carbohidratos, proteínas, minerales, vitaminas y aditivos.

El heno como fuente tradicional de fibra seca, viene siendo reemplazado con éxito por el pasto peletizado por varias razones:

El volumen ofrecido de heno como suplemento, se desperdicia entre un 20% a 30% que se convierte en cama de pesebrera antes de ser consumido por el animal, lo cual lo coloca en desventaja comparado con el pasto peletizado que es consumido por el animal en un 100% de lo ofrecido.
Del volumen de heno que el animal consume efectivament sólo el 35% es digerido, mientras que el pasto peletizado, dado el sometimiento a condiciones favorables de temperatura y vapor, alcanza una digestibilidad promedio del 65%.
El mayor espacio requerido para bodegaje del heno y el costo de transporte por Kg. por presentación voluminosa y su desperdicio en pacas desbaratadas por manipulación, desestimulan el uso con respecto al pasto peletizado que viene en bultos por 40 Kg., haciendo eficiente el uso del espacio y transporte, sin pérdidas por manipuleo.
El control de roedores y contaminantes es más sencillo y efectivo en el almacenamiento del pasto peletizado.
Por otro lado, el uso de fuentes de fibra fresca, como pastos de corte, requiere de un manejo especial para ofrecer al animal un producto picado que no conserve calor y que su contenido de humedad no afecte el consumo requerido de materia seca por el animal, lo cual ha obligado a los propietarios a reconsiderar su uso por el costo que representa dicha práctica, que incluye como mínimo disponer de un área de terreno, semilla, abonamiento, riego, y mano de obra para el corte, transporte y picado de éste recurso, sin posibilidad de acopio para oferta de varios días por riesgo de fermentación y por ende, necesidad de labor continua fija incluyendo días festivos.

El hábito de uso del pasto peletizado en papilla, conocido en prácticas tradicionales por criadores equinos en algunas zonas del país como los llanos orientales, que consiste en depositar la cantidad de pasto peletizado a consumir en cada comida en un recipiente, con la base llena de agua limpia y esperar un corto tiempo para que la pastilla crezca, rescata el interés en la oferta de fibra hidratada al momento del consumo, asumiendo mejor digestión, especialmente en caballos estabulados, pero disminuyendo los costos y riesgos del pasto de corte fresco.

En el Pasto Peletizado se deben revisar varios aspectos que garanticen un buen resultado de suplementación:

Que su fuente de materia prima sea de fibra vegetal, cultivada exclusivamente para corte, sin pastoreo alterno, idealmente orgánica.
Excelente palatabilidad, que no presente rechazo.
Dureza de pastilla de fácil masticación, con baja generación de finos por manipuleo.
Olor característico dulce, evitándose olor a moho o a tabaco.
Así, es claro que, el pasto peletizado se convierte en una excelente y económica opción como parte integral de la dieta para equinos en los diferentes sistemas de alojamiento y manejo.

Víctor Hugo Gutiérrez Vásquez.
Zootecnista U. Nacional Medellín
Esp. Nutrición Animal ICA-Cuba
 
tomado de: www.fedequinas. org

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Etiquetas


Califique esta publicación
Puntuación: 3,6 / Votos: 5

¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

diego flipe sanchez 29 de Junio de 2015 a las 10:56:49

Buenos días tengo una inquietud debido que a mis caballos los alimento con heno y se que se comen una paca en 24 a 36 horas lo cual suministro en forma continua. cual seria la ración diaria para suplantar el heno? . gracias

Carlos D V 21 de Diciembre de 2016 a las 10:50:41

Por lo general una paca de Heno oscila entre 14 y 16 Kg si perdemos el 30 % por manejo. Se podría alimentar fácilmente tú caballo con 11 Kg / día

Deja tu comentario: