LOS SENTIDOS DE LOS CABALLOS

LOS SENTIDOS DE LOS CABALLOS

12 de Agosto de 2014. Guardado en Blogs directorioequino

LOS OJOS

El sentido de la vista es delicado y en el caso del caballo es uno de los más perfectos, dado que puede distinguir los objetos de cerca y de lejos, tanto de día como de noche.

Los ojos de los caballos deben ser grandes, estar bien abiertos y situados lejos de la nuca y sobresaliendo un poco del cráneo. Con una expresión fiera y dulce, sus características atestiguan su inteligencia, su carácter y su raza. Por el contrario los ojos cercanos a las orejas denotan un menor desarrollo del encéfalo, por lo que las facultades mentales del caballo están disminuidas (Se da mucho en crías de cruzas consanguíneas).

Los párpados deben ser finos, flexibles, muy móviles, provistos de pelos cortos y de largas pestañas bien alineadas; el borde debe describir un arco bien definido y regular, si estuviese plegado o con irregularidades podría dar lugar a lagrimeo periódicos y a otras molestias. La conjuntiva es de color rosa normalmente, pero si esta pálida nos muestra un estado de anemia o si su color es muy rojizo, indica inflamación en algún órgano; los ojos deben expresar dulzura, inteligencia e inspirar confianza.

Los ojos pequeños, son los que están hundidos en la órbita y escondidos debajo de unos párpados espesos y poco móviles, indican un temperamento linfático y una predisposición al lagrimeo periódico; si los ojos están muy cubiertos por los párpados, denotan un carácter sombrío o difícil. En cambio un ojo grande, con una cornea transparente, bien desarrollada y convexa, indican un animal alelado y a menudo sufren de miopía.
 
Los ojos reflejan los sentimientos y el temperamento del caballo.
 

Enfermedades oculares:

Hay dos tipos importantes de afecciones:
  • Las que afectan al segmento anterior del ojo: son las mas frecuentes y nos encontramos con las que afectan a los parpados , a la conjuntiva y a la cornea. Estas afecciones se deben a factores irritantes externos e infecciones 
  • Las que afectan a la región interna del ojo. Están relacionadas con focos de infección en el organismo o enfermedades generales tanto infecciosas como parasitarias. 
Estas afecciones producen graves problemas dado que tienen tendencia a recidivar y pueden provocar ceguera.
 

Etiquetas


Califique esta publicación
Puntuación: / Votos: 0

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario: