Buscar

SOBRE EL ARTE DE MONTAR EL CABALLO DE PASO FINO

SOBRE EL ARTE DE MONTAR EL CABALLO DE PASO FINO

Escrito por Social Directorio Equino , 21 de Enero de 2014. Guardado en Blogs directorioequino

2 parte

SOBRE EL ARTE DE MONTAR EL CABALLO DE PASO FINO

2 parte

Fuente: http://www.trpasos.com/ autor: Michele Londoño

A continuación daremos unos puntos de referencia para los novatos, para los jinetes que vienen de otras costumbres ecuestres y con muchas ayudas de pierna:

Demasiada pierna, demasiada espuela puede transformar al caballo de paso fino en una bomba de tiempo, cuando aquel no necesita sino el sostén de la rienda y el freno para disminuir velocidad o parar del todo, y al parar, hay que recordar de soltar la rienda enseguida.

Si se queda el jinete con la rienda apretada cuando el caballo ha parado, aquel ira marcha atrás, como se le ha enseñado de potro. Cuando el jinete siente por primera vez el poder del motor del paso fino bajo su asiento, esto mismo causa una emoción comparable a la de un corredor de carros de carreras, sentado en un porsche. Lo que se siente es lo que se llama el brío, el espíritu del paso fino. Puede asustar a los principiantes, pero es una gran calidad en el caballo de paso fino, no un defecto.

Sin el brío, no hay motor de propulsión. No se debe intimidar ni preocupar, la monta de un caballo con brío se vuelve una pasión. Las manos del jinete son el freno, ¡por favor frenen con gentileza! las piernas son el acelerador, ¡no abusen! Una vez que el jinete se acostumbra al brío y reconoce que los andares dependen de este brío, y cuando va relajándose uno con el ritmo, después de ensayar unas cuantas paradas, la comunicación equina empieza.

Todo va bien si el caballo, tiene alguna base de buen entrenamiento. Usted aprende con la práctica, que entre más monta mejor monta. Apenas se le da un besito, va corriendo el caballo, y si se siente algo suave en la silla, lo está haciendo bien el jinete, si se siente sacudido o maltratado en la silla, lo está haciendo mal, por causa de cualquier tropiezo en los andares. No es sino parar cuando pasa esto, reajustar su posición, tratar otra vez las diferentes velocidades, pedirle ayuda a alguien en el suelo, si se requiere más confianza, y aprender a conocer bien a su caballo.

Empiecen a conocer al caballo en el piso, a montarlo caminando, despacio, en un sitio encerrado y cómodo, después ensayen las calles y los paseos. La pista es el último gol.

Para los jinetes nuevos del caballo de paso fino queriendo ir lejos, hay cinco palabras para memorizar:

1. Paciencia

2. Relajamiento

3. Confianza (en sí mismo como en el caballo)

4. Equilibrio y práctica

5. Precaución

¡Que disfruten de la monta! Los caballos de paso fino y sus jinetes.

¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn Google+ Google+

Etiquetas


Califique esta publicación
Puntuación: / Votos: 0

Autores

¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario: